Bonus Track: 3 errores que solemos cometer antes de ser Única, Especial y RENTABLE

Bonus Track: 3 errores que solemos cometer antes de ser Única, Especial y RENTABLE

Única, Especial y Rentable este viernes! Al revisar las cosas que he ido compartiendo estas últimas semanas, me doy cuenta de que no he abordado tres clásicos en los que solemos tropezar especialmente las mujeres cuando se trata de emprender el camino a nuestro progreso profesional. Error #3: Buscar “ese curso que te falta para poder empezar”…. Lo perfecto ES enemigo de lo bueno y nada sucede si no sucede nada. Es decir, sin acción, sin fechas, sin “manos a la obra”, nada sucede. Está muy bien analizar, prepararse, conseguir recursos… pero tienes que comprometerte a HACER cosas, con fechas concretas. En nuestro curso estableceremos fechas concretas. Porque lo que no tiene fecha, nunca sucede. Y luego nos comprometeremos para acompañarnos a cumplirlas, porque la compañía ayuda a la constancia. Error #2: El que regala bien vende, SÓLO si el que recibe lo entiende… Aunque para ti está claro que aportas algo muy concreto, si empiezas “regalándolo para que el otro pruebe”, o si el otro recibe todo su valor pero tú lo cobras con “timidez”, tu cliente lo verá como una ganga… Y la ganga se recuerda por ser ganga, no por lo que aporta. Además, recuerda que lo que regalas una vez, no puedes cobrarlo la siguiente. ¿Qué pensarías tu si hoy te venden un litro de leche por 1,1 y al día siguiente te lo quieren cobrar a 7,7? ¡Que te están “estafando”! Recuerda: deja claro lo que vendes y lo que regalas… Y cada vez que cambies un precio, cambia también el formato. Error #1: Tu trabajo te gusta, te apasiona, incluso, sirve un montón a los demás. Pero no deja de ser trabajo y deben pagarte por ello… o no podrás seguir haciéndolo. Está genial dedicarte a lo que más te gusta, a lo que realmente te apasiona, pero no por ello debes dejar de cobrarlo en función del Valor que el cliente recibe a través de tu intervención. Si el cliente recibe tu trabajo como una dádiva, ni apreciará el valor que encierra del mismo modo que si él o ella deben aportar su justo precio a cambio, ni se sentirán legitimados a “exigir” igual, impidiendo la franqueza en la comunicación entre ambos. Esta es una de las leyes universales del Amor: debe haber un equilibrio entre el dar y el recibir. Quebrar ese equilibrio lleva a una relación desigual. O bien empezarás a quejarte de lo mucho que te “explota” tu cliente, o de lo poco que ganas, o… En definitiva, cobra su justo precio, para evitar tener una Organización sin Ánimo no sólo de Lucro sino con “Ánimo de Pérdidas”, y tendrás una Empresa Única, Especial y Rentable. Este fin de semana trabajaremos estos tres errores a la vez que revisamos nuestros miedos a “vender”, el repelús a pedir dinero a cambio de nuestro trabajo y nos comprometeremos con la necesidad que todas tenemos de sentirnos acompañadas en este camino hacia nuestros objetivos personales y profesionales. Si es tu caso y no tienes plaza en el taller, contacta conmigo aquí y revisamos juntas tu situación particular. ¡Hasta muy pronto! MartaMartinezAreallano Marta Martínez Arellano Desarrollo Profesional y Empresarial]]>

No hay comentarios

Escribe un comentario

14 + cuatro =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.