Empieza con Para Qué

Empieza con Para Qué

Esta serie de artículos van a ser una especie de “guía rápida de emprendimiento en femenino”. Puedes cubrirlos todos… Buscar un curso, o cubrirlos todos y luego concertar conmigo una entrevista. Estaré encantada de acompañarte.

Como primer paso, te recomiendo que empieces por el PARA QUÉ: ¿para qué hago esto? ¿para qué voy a trabajar cada día? ¿Para qué estudié….? ¿Para qué me esfuerzo tanto si no consigo los resultados que quiero? ¿Para qué sirve todo esto –estudios, carrera, master, habilidad, destrezas (incluso tus miedos tienen un para qué)- que tengo?

Detente un instante a pensarlo. ¿Qué diferencia hay entre empezar con un Para qué o con un Por Qué?

Fíjate que el “Para qué” nos empuja a hacer algo, mientras que el “por qué” tan sólo nos lleva a revisar las acciones que nos han traído hasta aquí. Es decir, el Por qué nos lleva a “rumiar” el momento insatisfactorio que vivimos, mientras que el para qué busca encontrarle una utilidad y nos da ideas para ir avanzando, de hecho responder con claridad a ese «para qué» da Sentido a tus decisiones, lo cual te permite superar tus miedos y dejar de dudar.

A la hora de emprender, de diseñar nuestra identidad profesional Única, Especial y Rentable, es crucial empezar por el “Para qué”. Empezar por encontrar Sentido a cualquier actividad, acción, capacidad, emoción o movimiento te permite enfocarte, ya que para cada una de nosotras emprender un camino que nos lleva a mejorar nuestra posición profesional y sus resultados, nos saca de nuestra zona de confort, nos exige superar miedos y necesitamos enfocar toda nuestra energía en conseguir resultados.

Preguntarte “para qué” te permite también descubrir qué cosas no estás dispuesta a hacer ni siquiera a cambio de una mejora en la rentabilidad de tu carrera profesional, te marca un camino.

¿Para qué queremos mejorar nuestra forma de vender nuestras capacidades profesionales? ¿Para qué descubrir eso que nos hace Únicas y Especiales? ¿Para qué…? Desde una perspectiva de mercado cuando destacas por ser única y especial, tienes más posibilidades de ser rentable, ya que esas cualidades son escasas… De hecho, son únicas y especiales en ti, por lo que será más sencillo sacarles partido si sabes destacarlas de forma eficiente.

Desde una perspectiva egoísta, descubrir y explotar esas características que te hacen única y especial sirven para ganarte la vida haciendo lo que mejor haces: ser tu… y eso siempre es una ganancia en calidad de vida.

Esto sirve para muchas cosas, no sólo para mejorar el rendimiento de tu carrera profesional. Recuerda: a la hora de emprender cualquier acción que te vaya a suponer un cambio, empieza con un PARA QUÉ, porque cuando el Para Qué es poderoso, no hay nada que pueda parar tu avance, sobre todo si quieres ser www.unicaespecialyrentable.com.

 

Marta Martínez Arellano

Desarrollo de Personas y Organizaciones
En femenino

No hay comentarios

Escribe un comentario

cinco × 5 =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.