Especial y Rentable 4. Nos ocupamos del «Cuándo»

Especial y Rentable 4. Nos ocupamos del «Cuándo»

Si algo he aprendido en todos estos años acompañando proyectos, es que cada cual tiene su propio ritmo y que es más eficiente gestionar tu energía que gestionar tu tiempo.

A ello tengo que sumarle una máxima irrefutable: “lo que no tiene fecha, no sucede”.

Sobre estas tres patas, te propongo construir los pilares básicos de tu plan de acción (y así, al asentarse sobre tres patas, jamás va a cojear…)

Con frecuencia digo que los objetivos son MARTES: Medibles, Alcanzables, Retadores (con Sentido para ti, pero aún no lo tienes, por eso te supone un reto), Temporales (tienen plazo) y son ESpecíficos. A través de preguntarnos “para qué” hemos conseguido saber el Propósito último que albergamos al emprender este proyecto, hemos conocido nuestro OBJETIVO con mayúsculas. Con toda certeza, ese Objetivo tiene una fecha concreta de cumplimiento.

¿Cuándo quieres haber conseguido ese objetivo? ¡Genial! Ya tienes la fecha final. Ahora te invito a que hagas trampas a tu cerebro. Sabemos que el cerebro no entiende de tiempos, y por eso podemos estar viviendo hoy, como si sucediera ahora mismo, una escena dichosa de nuestro pasado. ¿Por qué no hacer lo mismo hacia el futuro?

Te propongo que te tomes unos minutos, que te relajes y visualices que YA has conseguido tu objetivo. Siente que hoy es el día siguiente a tu “fecha final”, y que nos hemos encontrado por azar en la calle. Me cuentas alborozada que ayer cumpliste ese Objetivo, y que lo has conseguido porque hiciste…, y pudiste hacer eso, porque habías hecho/ adquirido/conocido… Sigue contándome todas las cosas que han sucedido como si realmente las hubieras vivido, hasta cumplir “ayer” tu Objetivo.

Anótalo todo; cada una de esas acciones o eventos de importancia que has visualizado son hitos que tu misma ves que debes cumplir para alcanzar tu Objetivo final.

Es hora de poner fechas y anotar en nuestra agenda cada uno de esos eventos o acciones. Al hacerlo, te recomiendo que tengas en cuenta tu propio ritmo. Las mujeres somos cíclicas y debemos conocer nuestros ciclos. No es que no “se pueda” hacer las cosas según un calendario riguroso, sino que te saldrán mejor si tienes en cuenta tus ciclos creativos, energéticos, e incluso menstruales… a la hora de configurarlo.

En el taller y en el programa de acompañamiento individual Única, Especial y Rentable, hablamos de algunos de nuestros ciclos y trabajaremos para conocerlos y sacar partido de ellos de modo que puedas seguir adelante con tu plan de acción, sintiéndote alineada con lo que estás haciendo, y no presionada por cumplir tus propias expectativas establecidas al margen de tu naturaleza cíclica.

Definir el cuándo y desglosar un plan de acción concreto, con fechas asociadas y acordes con tus propios ciclos, te ayudará a ir cumpliendo día a día los hitos necesarios para alcanzar tus objetivos y te permitirá medir tu avance.

Marta Martínez Arellano

Desarrollo de Personas y Organizaciones
En Femenino

No hay comentarios

Escribe un comentario

diecinueve − ocho =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.