A World Book of Values

A World Book of Values

Patrik y Kate, que ha ido tomando forma a lo largo y ancho de todo el mundo con la colaboración y el apoyo de algo más de 200 profesionales de la consultoría empresarial. En A WORLD BOOK OF VALUES profesionales de los cinco continentes definimos a nuestra manera y desde nuestra perspectiva, uno o más de los distintos valores que sirven a muchas empresas del mundo como pilar de cohesión de su gestión. El resultado se encuentra por fin al alcance de todos, de momento en inglés, en breve plazo en portugués, alemán y castellano. A la hora de hacer los propósitos de Año Nuevo cada uno busca sus deseos más esquivos y creo que para muchos de los nuestros, encontrar un trabajo, un trabajo que nos haga felices y prósperos es uno de los más formulados. He comprobado que todo trabajo feliz y próspero es aquel que tiene sentido para cada cual, que le valora como profesional y saca lo mejor de sí mismo permitiéndole aportar sus mejores capacidades a una tarea común. ¿Un libro de Valores aplicados a la empresa? Tengo para mí que hemos invertido mucho en tecnificar nuestras empresas, en hacer procedimientos más y más eficientes. Se nos ha olvidado que la empresa es un conjunto de personas reunidas para conseguir resolver de forma rentable y sostenible la necesidad concreta de un grupo concreto de ciudadanos del mundo, a través de la eficiente coordinación y administración de talento, recursos técnicos y materiales. Es mi impresión que la gestión “moderna” de las últimas décadas ha tendido a dejar al margen del funcionamiento cotidiano de los profesionales elementos tan esenciales como el Sentido, el Propósito, la Intención, la Curiosidad o la Empatía, por nombrar sólo algunas de las palancas que hacen humano el quehacer y original sus resultados He comprobado que humanizar la empresa, trabajar en los valores que la impulsan, fomentar la empatía, la educación emocional, o la responsabilidad personal de cada una de las personas que forman el proyecto empresarial tiene en los resultados económicos de la empresa un impacto exponencial en al menos tres grandes indicadores: los costes de no-calidad, el indicador de clima laboral y el indicador de innovación, dentro del personal directo. En el ámbito comercial genera inmediatamente una mayor comprensión y compromiso personal en el equipo y al centrarse en “servir”, permite una mayor comprensión de las necesidades del mercado, lo cual a su vez hace más sencilla la internacionalización. Pasamos de “vender por precio” a “resolver necesidades por rentabilidad”. Atender a cuestiones tan vitales como los valores que nos mueven permite incorporar a nuestro equipo a profesionales de la venta que se encuentran a kilómetros de distancia. Vender desde los valores convierte en propio un proyecto compartido y dota al “expatriado” de un soporte que no todas las empresas están dispuestas a ofrecer a un comisionista de otra cultura a quien habitualmente “se le pide resultados”. Y un vendedor comprometido lo da todo por su empresa y por sus clientes… Obtiene resultados excelentes. Participar en un proyecto que se rige por valores como sensibilidad cultural, compromiso, visión compartida o empatía es un regalo para todo profesional ya que a la ambición económica se le suma el compromiso personal… y la lealtad para los tuyos te hace sentir útil, comprendido, valorado… y eso siempre ha podido más que un puñado de dólares. Dirigir la empresa midiendo su cohesión social, su empatía comercial o ¿por qué no?, la sensibilidad cultural de sus equipos, es una realidad que permite dar un giro importante no sólo a la forma en la que gestionamos recursos sino al modo en que cosechamos resultados. Afecta principalmente a las relaciones que establecemos unos con otros, conociendo objetivos comunes, arrimando el hombro y el corazón al proyecto, convirtiendo nuestro proyecto en un sueño y un viaje común, comprometido e ilusionante. ¿Quién no lo daría todo por un proyecto que siente como propio? En la comunidad de Consultores de Transformación empresarial que utilizamos la herramienta CTT –www.valuescentre.com– para transformar empresas en proyectos rentables, eficientes y sostenibles, hablamos de medir y calcular la eficacia de nuestra gestión en valores y hemos comprobado que este cambio de perspectiva permite la verdadera transformación de cualquier empresa en un proyecto empresarial común, compartido y exitoso, tanto en el ámbito privado como en el del gran mercado. El primer paso puede ser conocer qué entendemos por cada uno de esos valores que, pareciendo universales, nos sorprenden en la formulación personal de cada uno. Un libro recomendable y al alcance de todos. Cómpralo aquí: http://www.bol.com/nl/p/a-world-book-of-values/9200000023013470/  perfil bautizo 2013   Marta Martínez Arellano Consultora CTT de Transformación Empresarial  ]]>

No hay comentarios

Escribe un comentario

15 − siete =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.