Queridos Reyes Magos,

Queridos Reyes Magos,

Como cada año os escribo esta misiva para agradecer vuestra venida. Una ocasión única de pediros esos ingredientes necesarios para hacer de éste un Gran Año Nuevo, lleno de Presentes crujientes y poderosos. Cada año, cada ciclo, venís a visitarnos. Cada año, cada ciclo, hacemos recuento de nuestros pasos como quien viene desde oriente allá por el 1 de enero de 2016, que hoy se nos antoja tan lejano.

Un año difícil para la música, rompedor para la política, demoledor para las migraciones, revuelto en lo energético, interesante para los estudiosos, exquisito para la vendimia, increíble para las nuevas madres, apasionante para los que lanzaron sus proyectos, retador para los que se apearon de alguno…

2016 ha sido intenso. Un año de avance y de preguntas poderosas, un tiempo en el que me lo ha habido de todo, llantos y risas, proyectos de aprendizaje y de disfrute, he compartido, bailado, disfrutado… He despedido a personas queridas y conocido a otras, muchas y buenas. Confío en llevarlos conmigo en los próximos tiempos. Os pido para todos abundancia en el amor, la salud, el tiempo y el dinero. Al fin y al cabo, creo que es esto lo que cuenta…

Ha sido este un año complejo en lo económico que ha sabido desenvolverse poco a poco, casi desperezándose. Un año en los que se acentúan los devastadores efectos de la falta de respeto en el mercado laboral. Personas talentosas se convierten en transacción burda de un mercado cada vez más falto de escrúpulos. Por eso os pido para todos la capacidad de asombrarnos con el milagro del esfuerzo y la visión compartida. El disfrute de trabajar aprendiendo y el regalo de trabajar juntos consiguiendo vivir mejor todos. Para los empresarios, os pido la coherencia y claridad que incremente sus ventas de forma responsable, consciente del impacto que tienen sus empresas en sus trabajadores y su entorno.

Para todas y todos aquellos a los que acompaño o necesitan una reinvención personal o se encuentran en búsqueda activa de empleo, os pido unas gafas de ver lo bueno que hay en cada uno y un pincel para poder retratarlo en cada esfuerzo personal. Y en especial, para esas mujeres poderosas con las que transito cada día, os pido arrojo y estima propia. Ayudadnos a despertar el poderío de aportar nuestro talento en femenino impregnando de intuición y afecto la forma en la que se convive, se trabaja y se hacen negocios.

Os pido, que los vientos del norte nos traigan fuerza y sabiduría y los del sur innovación y claridad. Que el ritmo de cada estación nos aumente la paciencia de saber esperar aquello que toca en cada ciclo. Que sepamos sembrar para ir cosechando.  Que se recuperen el respeto y la confianza. Que se ilumine la ilusión y sepamos paladear el tiempo de tomar cafetitos y cañas con los que de verdad importan.

Que vuelva a despertar la curiosidad y la magia. Que sepamos creer hasta crear. Que entre todos hagamos de éste un estupendo 2017, en el que cada cual contará la feria según le va en ella. Un año en el que contaremos, como cada año, con vuestra Regia visita, la de los Magos, para pedir esos ingredientes que a cada cual le permitirán cocinar día a día un año «exageradamente» bueno.

En mi casa os espera mi zapato bien lustrado y la bandeja de refrigerios para que continuéis camino. Recibid adelantada mi gratitud por vuestros Presentes y mi compromiso de intentar hacer buen uso de ellos. ¡Buen viaje!

pie-de-articulos3

Marta Martínez Arellano Acompañamiento Individual y Business Coaching

]]>


Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /homepages/19/d792902944/htdocs/mmarellano/wp-content/plugins/bridge-core/modules/shortcodes/shortcode-elements/_social-share/templates/social-share.php on line 118
No hay comentarios

Escribe un comentario

19 + 9 =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.