Yo, S.I. o la necesidad de vender nuestros talentos

Yo, S.I. o la necesidad de vender nuestros talentos

YO, S.I. –Sí, Sociedad Ilimitada- en octubre en Zizur. ¿Sabes que todos somos YO, S.I.? ¿Sabes que es crucial vender nuestros talentos en el mercado para tener éxito profesional?

Tengo para mí que a cada uno de nosotros se nos paga a cambio del valor que aportamos en el mercado. Es decir, “el otro” me paga a cambio del valor que percibe en lo que yo le aporto. Ya sea por cuenta propia o por cuenta ajena… se nos retribuye por la solución, la contribución al equipo… que aportamos. (Aunque a veces parezca que nos pagan por las horas que uno asiste, acude o está de cuerpo presente en el trabajo.)

Visto desde esta perspectiva, somos una “empresa” en nosotros mismos. Una micro-pyme individual que “vende” su talento, sus capacidades, sus pasiones, sus ganas, su creatividad… Y además sus “herramientas”: ese título que tanto nos costó sacarnos, el máster de turno, los idiomas o la informática.

Como empresa individual, cada YO, S.I., debe en primer lugar “vender”, porque si no vende, toda empresa quiebra. Se descuelga del mercado. Deja de ingresar. Se va desvaneciendo en la mente de su cliente y termina en la ruina, en el paro, en su casa…

Veo cada vez con más frecuencia que lo que nos cuesta a la hora de “vender-nos” es precisamente conocer el valor que aportamos.

Tendemos a vendernos por capacidades instrumentales: el inglés, la informática, la formación básica o superior… Y sin embargo lo que más aprecian los empleadores es otra cosa. Estadísticamente, lo que más se aprecia es el compromiso, el trabajo en equipo o la capacidad de comunicación…

Trasladado al mundo de la empresa, es como si comprásemos un ordenador por las máquinas que tiene su fabricante. Así sí estaríamos comprando sus herramientas. Y, sin embargo, lo que como “consumidores” apreciamos es otra cosa: su utilidad, lo que la marca representa para nosotros, cada vez más su “coherencia”, etc.

Esto es exactamente igual en una transacción laboral. Lo que aprecia quien “compra” el potencial de las personas, no es sólo lo que sabemos hacer, sino, cada vez más, cómo lo hacemos.

Cada YO, S.I. no puede diferenciarse por sus herramientas, sino precisamente por la forma única y especial en la que cada persona las aporta al mercado.

De acuerdo, luego nos “ahogan” en un “esto se hace así porque lo digo yo…”. Se contrata talento y se despide mano de obra… Por eso como empresa individual tenemos que saber mantener nuestro valor, tenemos que innovar, tenemos que encontrar la vía para diferenciarnos y ser irreemplazables. Y tenemos que vencer esa vocecita que nos susurra un estruendoso “eso es imposible, no soy “ilimitada””. Y otras lindezas.

Encontrar la definición de tu “propuesta única de valor”, aprender a formularla, exponerla ante el cliente correcto serán los primeros pasos. No puedes vender si no conoces lo que vendes. La mayor parte de la gente, tampoco puede vender si no está convencida de lo que vende.

En el taller YO, S.I. que comienza en el mes de octubre en Zizur Mayor, de la mano del Servicio de Orientación Laboral, trabajaremos la propuesta de valor de cada persona, el discurso comercial y la elección de un cliente. Al mismo tiempo trabajaremos la confianza, los miedos, nuestros activos emocionales y energéticos. Todos los elementos que puedan llevar a cada asistente a consolidar su empresa, su YO, S.I., completo –con sus herramientas, pasiones, inquietudes y su creatividad-.

Así YO, S.I. se convierte en una propuesta divertida en la que descubrir en grupo los tesoros de nuestras capacidades. Practicar formulaciones comerciales. Enfocar nuestro cliente objetivo. Trabajar el Valor económico de esa propuesta… Y aprender vías de I+D para seguir vendiendo día a día por cuenta propia o ajena.

En definitiva, el taller te propone estrenar herramientas para que tu YO, S.I. sea realmente única, especial y rentable. ¿Te animas? Escríbenos y te contamos cómo participar del taller.

 

 

Marta Martínez Arellano
Desarrollo de Personas y Organizaciones

No hay comentarios

Escribe un comentario

veinte − 11 =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.