#YOAPOYO7N

#YOAPOYO7N

7n_2014_3_copy-2-17c10Este año hemos batido récords. Entre otros, récords de muerte, de agresiones, de número de denuncias retiradas, de faltas de respeto y de diferencia salarial entre hombres y mujeres. Este año se “ve” más y la sociedad se moviliza en una coordinación sin precedentes entre colectivos e instituciones fechada el próximo 7 de noviembre. No puedo ir. Sí quiero apoyar. Todos sabemos que nadie, NADIE se enamora de un monstruo. Lo normal es enamorarse del Amor, de alguien a quien uno admira. Todo amor tiene luces y sombras y a veces las sombras se agrandan pavorosamente sofocando la luz que las provoca. Amor y Temor en esta tierra son dos caras de una misma moneda. El temor y la sombra «se van viniendo» de a poco, tan callando. En todo maltrato hay, desde donde yo lo percibo, tres elementos indispensables. El primero es el Amor sin Límite. Un amor que no respeta el delicado equilibrio del amor por mí con el amor por otros y por el otro, un amor comprometido consigo mismo más allá de lo que suceda, hasta la anulación, la vejación y (aunque parezca lo contrario, en un porcentaje pequeño) la muerte. Un amor enfermo. El segundo es el Aislamiento. Poco a poco ese amor deviene todo mi mundo y voy alejándome del resto. Primero por admiración y devoción, luego por vergüenza. Temo el juicio del otro al objeto amado, temo el juicio del otro a mi fracaso, porque sé que he fracasado en mi mayor proyecto: mi vida en común. El tercero es la Dependencia. Desprovista de herramientas, aislada del mundo, sumida en la sombra del miedo, es difícil encontrar en mi los recursos para salir de donde estoy. “Te quiero porque me das de comer” es una novela negra, que se suma a esa llamita, siempre encendida, que proyecta una sombra inmensa de que las cosas van a cambiar. A la dependencia emocional y psicológica, se une en muchas ocasiones la dependencia económica. Es difícil salir de ese ciclo. Muy difícil si te intentan sacar a rastras. Todavía más difícil cuando ni siquiera te preguntan y te clasifican como “Víctima”, quitándote hasta la capacidad de decidir. No quieres que nadie decida por ti, tu decidiste vivir de una manera y ahora no sabes cómo cambiarla. Desde mi perspectiva, eso no se arregla con leyes. El juicio nunca redime. Sólo el Amor, el acompañamiento Amoroso a recuperar tus propias herramientas consigue ayudarte a cambiarlo. Confío en el 7N como primer gesto de cariño sin juicio, más allá de acciones institucionales, una toma de conciencia de toda la sociedad. Conciencia de que nadie puede resolver la vida de nadie arrebatándole el protagonismo de su propia vida. Conciencia de que es imprescindible, como sociedad, crear un entorno de seguridad y reto, que aliente el deseo de cambiar por sí mismas y aporte la compañía de hacerlo en un entorno que te apoya con cariño. tu plan personal En mi opinión, el trabajo, la actividad laboral, la satisfacción de sentirse útil, independiente económicamente, válida y capaz son un elemento crucial para decidir volver a tomar las riendas de tu vida y volver a Amar desde una posición de respeto por ti misma y por los demás. Creo que como sociedad deberíamos hacer eso con todas las mujeres y con todos los niños y niñas que como mujeres estamos educando: honrar su protagonismo, estimular el desarrollo de su carácter único, celebrar su aportación perfecta, su libre albedrío en la vida que decidan… alimentar su propia estima para que no corran el riesgo de ponerla en manos de un amor que no la merezca. Ese es el apoyo que a mí me gustaría que diéramos como sociedad. perfil bautizo 2013   Marta Martínez Acompañamiento en el Desarrollo de Personas y Organizaciones  ]]>

No hay comentarios

Escribe un comentario

1 × dos =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.