Hay un video de Simon Sinek que me resulta particularmente perturbador. Habla de Millennials, de cómo hemos educado a nuestros hijos, de cómo estamos viviendo juntos, de… Es éste: https://www.youtube.com/watch?v=JZqDUpaGZrk. Aunque en el título ponga que es motivacional… yo no lo calificaría así. Ya me contarás qué te parece a ti.

El video está en inglés y la traducción no es de las mejores… Aún así, yo recomiendo que lo veas. Entero. Sobre todo si tienes hijos, o si educas a los hijos de otros… Sobre todo si trabajas con los llamados «Millennials», y si eres tú el responsable de trabajadores de esa edad… ¡no puedes perdértelo! Aunque tengas que practicar inglés, aunque tengas que conformarte con un castellano macarrónico… Hay que verlo.

Con su cara de bueno y su escalpelo intelectual, Simon Sinek hace un retrato preciso (y para mí aterrador) de cómo hemos educado como sociedad a las nuevas generaciones, de cómo concebimos el liderazgo de los jóvenes en nuestras empresas y de las consecuencias de todo ello. Nos habla de niños crecidos entre algodones y halagos, en ambientes de satisfacción inmediata de todos sus posibles deseos. Disecciona cuatro interesantes pilares de este fracaso social: educación, digitalización, impaciencia y entorno. Y así nos hace un retrato del talento que llega al mundo laboral de la mano de las herramientas digitales, con una visión nueva, y unas carencias espectaculares en materia de gestión de la frustración, paciencia, capacidad de comunicación y de esfuerzo…

Pero también nos habla de la adicción a los móviles (y no sólo en los nativos digitales), de la dopamina que segrega el sentirse amado y aceptado incluso a través de un dispositivo electrónico que no sólo es fuente frecuente de equívocos, sino origen indudable de una potencial desconexión de la realidad. De cómo a veces se convierten en recurso fácil para huir de la frustración, sobre todo en situaciones embarazosas, sobre todo a edades tempranas. Menciona que todo es potencialmente bueno o malo, lo importante es el equilibrio.  ¡Preferir fotografiar la vida a vivirla! ¿Cuándo fue la última vez que pasaste una semana, un fin de semana… una jornada sin móvil? (A mí me encanta hacerlo, y ¡mis chicos me riñen!)

Un video que invita a reflexionar. Que invita a conversarlo, a disfrutar de chácharas intrascendentes, a vivir despacio, a esperar y enseñar a hacerlo… Un video que, en mi opinión, urge a la introducción de asignaturas como la comunicación con Sentido y el autoconocimiento en las escuelas. Un discurso tan atinado a mis ojos, que no puedo por menos que compartirlo. ¡Que lo disfrutes!

 

Marta Martínez Arellano
Desarrollo de personas y organizaciones

Share