I Congreso Nacional DHO

I Congreso Nacional DHO

Congreso DHO, ¿Cómo estamos tejiendo el futuro de las Organizaciones? Es importante el asunto, porque de un modo u otro nos afecta a todos, los que trabajamos por cuenta propia o ajena, e incluso a los que no trabajan, a las generaciones futuras, a quienes viven de rentas…. Un Congreso es siempre una ocasión para “verse”, un momento especial en el que, de pronto, te das cuenta de que formas parte de algo más grande que tú. Te hermanas con otras personas a las que les mueve lo mismo que a ti… y el Propósito compartido, de forma más o menos explícita y con las inevitables diferencias de interpretación, se sitúa en el centro de la pista de baile. Por eso este I Congreso Nacional del Desarrollo Humano y Organizacional celebrado en Valladolid los días 8 y 9 de junio, ha sido para mí todo un descubrimiento. Desde que me dedico al desarrollo de personas y organizaciones con esto que yo llamo “Acompañamiento o consultoría en Femenino”, me he sentido siempre una especie de artillera furtiva, una soñadora empedernida, una especie de Quijote luchando contra Molinos que temen que cambie el viento, o las formas de molienda. En este I Congreso Nacional de DHO he encontrado un foro en el que se aúnan la vertiente académica –magníficamente representada por la Universidad de Valladolid y su Máster en la materia-; con profesionales del sector enfocados en muy diversos segmentos del mercado –Tercer Sector, Gran corporativo, profesionales individuales, mujer, género…-, y que utilizan herramientas muy variadas –Teoría U, Dragon Dreaming, AMIGO, OASIS, MAGICO, SCRUM, ALTO IMPACTO, BELBIN, ART OF HOSTING…-, como yo utilizo la metodología En Femenino, mezclándolo con todos sus recursos personales. Los formatos abarcaron desde mesas redondas a conferencias magistrales, talleres y comunicaciones en las que compartimos nuestras experiencias más personales. Durante dos días hemos hablado de innovación, de experiencias concretas, de resultados, de colaboración, creatividad y gestión del cambio, de la necesaria “imaginación estratégica”, la “cuidadanía”… Juntos, y alrededor del DHO, nos hemos “mirado al ombligo” para descubrir qué somos y qué papel tenemos que desempeñar en un proceso que no nos pertenece, pero en el que participamos. Fernando de la Riva, nos invitaba incluso a definirnos: Sherpa, Facilitador, Periférico, Consumible… Porque acompañamos el proceso desde muy diferentes posturas, con herramientas muy variadas, pero siempre con el Propósito de conseguir organizaciones más sostenibles, más humanas, con mayor amplitud de miras. Organizaciones que incorporen en sus balances indicadores más allá del Beneficio, y que amplíen su mirada al impacto que tiene su quehacer y experiencia en todos sus grupos de interés: clientes, trabajadores, accionistas, gestores, comunidad, país, planeta… “Para qué” y “desde dónde” llevamos a cabo nuestro trabajo de acompañantes es algo extremadamente personal, más incluso que el método escogido por cada uno de nosotros. La medición del éxito en las iniciativas, la dirección el avance, sin embargo, precisa de indicadores consensuados. Por eso estos Congresos, en los que te llevas no sólo el conocimiento compartido, sino el roce de los compañeros, las sonrisas de los colegas, los “chascarrillos del sector” entre profesionales que ya no son desconocidos, son imprescindibles para avanzar en una dirección común. Para “hacer realmente del Propósito –el desarrollo de las personas y las organizaciones- el Líder de nuestro proyecto”. Nos toca incorporar “la mirada del otro”, del profesional, el individuo o la organización, que siente la necesidad de hacer las cosas de forma diferente. Abordar la reticencia y el miedo ante un inevitable cambio de viento en los mercados. Afrontar el desconcierto en sus propias filas ante la urgencia de cambio. Enfocar todas nuestras herramientas en facilitar el camino hacia donde desee llegar, creando espacios de seguridad y reto en los que avanzar desarrollando el talento entre sus filas para desarrollar la organización o al profesional en su mercado. Y para ello, no hay mejor herramienta que la pregunta. La Pregunta como detonante de una Buena Conversación (Mariana Ruiz de Lobera). ¡Conversemos!   Marta Martínez Arellano Desarrollo de Personas y Organizaciones]]>

No hay comentarios

Escribe un comentario

cuatro + 7 =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.