Especial y Rentable 2. Pregúntate ¿Quién?

Especial y Rentable 2. Pregúntate ¿Quién?

Una vez aclarada nuestra motivación interna, esa que da Sentido a emprender cualquier acción o proyecto y nos marca una primera dirección a nuestro esfuerzo para mejorar el rendimiento de nuestras capacidades profesionales, es hora de preguntarse “¿Quién?”.

¿Quién se beneficia con esto que yo se hacer? ¿Quién aprecia esta habilidad? ¿Con Quién me gusta estar y trabajar? ¿Para quién es importante esto que para mí también lo es?

Está claro que una de las aspiraciones que tenemos como profesionales es sentir que nuestras capacidades son útiles y apreciadas. Sentir que contribuimos, que formamos parte de nuestro sector, segmento, mercado, empresa… es imprescindible para sentirnos bien con nosotras mismas, sentirnos “realizadas” haciendo precisamente aquello que mejor hacemos.

Hace poco escuché que “Talento + Contribución = Misión de Vida”, es decir cuando nuestro talento contribuye a resolver algo para alguien, nos sentimos útiles y si ganamos dinero con ello, conseguimos además independencia económica. Sentirnos útiles y ser independientes económicamente son elementos clave de nuestra realización como profesionales.

Descubrir quién aprecia eso que tu tienes, esas capacidades que te gusta ejercer, esa labor con la que se te pasan las horas sin sentir, esa capacidad de resolver un problema concreto como sólo tu sabes hacerlo… Te permite por un lado conocer a tu “cliente-acompañante” ideal, y por otro descartar a aquellos con los que no te sientes tan a gusto.

Ahora bien, para considerar a alguien como potencial cliente, tiene que cumplir tres requisitos: en primer lugar tiene que tener una necesidad que se vería satisfecha con tu labor, en segundo lugar esa necesidad le “molesta”, es consciente de ella, y finalmente, está dispuesto a y tiene capacidad para invertir en solucionarla.

Identificar a esa persona te ayuda a comunicarte con ella, desde la intimidad que genera el conocer a la perfección sus intereses, preocupaciones, el lenguaje que utiliza, las cosas que necesita… Cuando le “conoces”, te sientes muy cerca y esa persona podrá sentir tu cercanía, se crearán puentes de confianza y confidencia.

Se por experiencia que con frecuencia nos cuesta escoger a ese “cliente ideal”. A veces pensamos que si nos dirigimos sólo a un tipo de personas perderemos a los potenciales clientes fuera de ese grupo, perderemos negocio o posibles oportunidades que surjan fuera de ese grupo. O a lo mejor te preocupa encasillarte…

Si este es tu caso, me gustaría dejar claro que cuanto más sintonices con ese grupo o categoría ideal de personas, más eficiente serás comunicando tu mensaje, sintonizando con ellos, tendiendo ese puente de comunicación y confianza que te permite trasladar los beneficios que puedes aportar con claridad, sencillez y de una forma directa, en su mismo lenguaje.

El 80 % del éxito está en la exhibición, decía Woody Allen. Exhibirte con un mensaje claro expresado en el mismo idioma de quien lo escucha te permite no sólo acercarte a tu cliente y crear intimidad con él, sino ganar notoriedad en tu mercado diciendo alto y claro Para qué y para Quién has conformado tu negocio.

Ese mensaje resalta en qué eres especial… clarifica para qué les sirven tus servicios, y eso te lleva a ser Rentable.

 

Marta Martínez Arellano
Desarrollo de Personas y Organizaciones
En Femenino

No hay comentarios

Escribe un comentario

2 × 3 =

Suscríbete y no te pierdas nada del contenido que comparto

Recibirás actualizaciones de las publicaciones que escribo en torno a la comunicación y la comercialización más eficaz y alineada.
Recibirás un correo electrónico para confirmar tu suscripción, si no lo encuentras comprueba la bandeja de spam.